lunes, 11 de septiembre de 2017

“Fahrenheit 451” de Ray Bradbury

Fahrenheit Bradbury
¡Buenos días lectores! ¿Cómo vais? Espero que bien. Hoy voy a opinar sobre uno de los clásicos literarios que quería leer desde hacía tiempo y gracias a las vacaciones he podido hacer. Se trata de “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury.

Recuerdo que cuando leí la contraportada del libro y vi que ésta hablaba de que en un hipotético futuro los bomberos se dedicaban a quemar libros, casi me da un pasmo ¡Con lo importantes que son para muchísimas personas! ¡Madre mía!

Pues de eso trata este libro. “Fahrenheit 451” es una novela distópica, cuya trama se centra en un bombero, Guy Montag, encargado de quemar libros por orden de un gobierno opresor que prohíbe su lectura ¿Y por qué Fahrenheit 451? Porque es la temperatura a la que el papel se enciende y arde. Terrible, ¿verdad?

Como “1984” de George Orwell (http://larevoluciondeloslibros.blogspot.com/2016/01/1984-orwell.html) o “Un mundo feliz” de Aldous Huxley (http://larevoluciondeloslibros.blogspot.com.es/2016/02/mundo-feliz-huxley.html) “Fahrenheit 451” se ambienta en un mundo en guerra (tras haber superado dos guerras atómicas), en el que se descubre cómo los libros han dejado de existir hasta considerarse armas que generan discordia y sufrimiento. El objetivo del  gobierno es que sus habitantes sean felices al precio que sea ¿Cómo consiguen eso? Primeramente realizan un exhaustivo cambio del sistema educativo, donde todo se basa en lo físico, en imágenes, en el ruido y en la inmediatez. Por otro lado, la sociedad occidental está esclavizada por los medios de comunicación (las pantallas de televisión ocupan las paredes de sus hogares) y sobre todo por el conformismo (ya que esta sociedad acepta la información que el gobierno le ofrece sin plantearse nada, aunque éste tergiverse los datos y hechos históricos). A su vez, horroriza leer que en este hipotético futuro todo es ruidoso, no hay espacio para la reflexión o el silencio, habiendo un continuo flujo de noticias o música estridente.

Me ha gustado la presentación que el autor realiza del mundo futuro. Existen elementos habituales que hoy en día aparecen, pero por ejemplo existe un “Metro”, que en ese futuro es propulsado por el aire. Otro elemento que es propio de la ciencia ficción es la creación de robots o androides. En este caso Bradbury inventa un Sabueso Mecánico. Es un “perro” hecho de metal un tanto horroroso que rastrea, junto a los bomberos a los disidentes que conservan libros y los leen. A pesar de que la labor de semejante bicho sea detestable, la imaginación del autor, me parece digna de admiración.

El libro se estructura en tres capítulos muy bien diferenciados por el autor. Redactado con un lenguaje bastante claro, aunque a veces un tanto metafórico, Bradbury, emplea el narrador omnisciente narrando las emociones y sentimientos que todos los personajes tienen en esta historia. Gracias a que la trama presenta una evolución muy rápida y dinámica el lector se engancha rápidamente a la lectura y también la breve extensión del mismo favorece su fluidez.

Por último y no menos importante quiero hablaros de los personajes de este clásico literario. Guy Montag es el bombero protagonista de este terrible futuro cuya labor principal es ser un “cazalibros”. Me gusta como Bradbury describe a este personaje, una persona con una sensibilidad, a mi parecer, fuera de lo normal ya que es capaz de oír los movimientos de un vestido o notar la diferencia de temperatura que existe en un lugar tras la ausencia de una persona. Esos rasgos le hacen ser diferente y gracias a otro personaje, cuyo nombre quiero mantener en el anonimato, nuestro intrépido bombero verá las cosas de otro modo ¿Mejor? Es probable, pero quiero que quienes no hayan leído el libro juzguen por sí mismos. A su vez, este individuo presenta una clara evolución dentro de la historia que será muy evidente a lo largo de la misma. 

Dentro de los protagonistas menciono a dos: el jefe de los bomberos, Beatty,  y Mildred, la mujer de Montag. Ambos son el prototipo ideal de la sociedad que he redactado anteriormente. Creen a pies juntillas lo que el gobierno les dice y no se plantean nada. El jefe cree fervientemente en la labor que realiza, mientras que su mujer se dedica a ver la televisión a diario en un mundo ideal y conformista. Es una mujer superficial, egoísta y bastante absurda, ya que muchos diálogos que tiene con su marido no tiene sentido ya que no se detiene a escucharle.

Tras esto, os planteo una pregunta ¿Esto es lo que esperamos en el futuro? Cada vez me da más miedo que todo lo relacionado con la cultura, ya sea la literatura, el cine o el teatro sea menos promocionado o mencionado. Tengo la suerte de rodearme de un círculo de personas amantes de la cultura, pero conozco muchísima gente que no lee un solo libro al año y que cuando digo que me apasiona la lectura me miran con cara rara. Creo que Bradbury y Orwell no van muy desencaminados cuando hablan de una sociedad conformista y sin criterio. Hay mucha gente que no es así, no quiero ofender a nadie, por supuesto, pero hay un porcentaje muy elevado que va por ese camino ¿Llegaremos a ello? Tengo muy claro, como persona apasionada de los libros que seguiré difundiendo, ya sea a través de este blog, de redes sociales o del boca a boca, los libros que me gustan, que he leído y que releeré. Espero que alguien al menos, quiera leer un libro que he recomendado o reseñado, con eso seré más que recompensada ¡Sigamos difundiendo la lectura! No me gustaría que en un futuro se terminen quemando. 

Feliz día a todos. Nos seguimos leyendo. ^^

- Ediciones y precios del libro

Tapa blanda (DEBOLSILLO, 192 págs, 2016): 9'95 €
Tapa  blanda (DEBOLSILLO, 256 págs, 2012): 8'95 €
Ebook (MINOTAURO, 2012): 4'99 €

- El autor

Fahrenheit BradburyRay Douglas Bradbury (Waukegan, 22 de agosto de 1920- Los Ángeles, 6 de junio de 2012). Escritor americano, fue conocido por sus obras dedicadas a la ciencia ficción, el terror y la fantasía, siendo considerado uno de los grandes maestros del género fantástico del siglo XX.

Bradbury nació en una familia humilde y no cursó estudios universitarios, completando su formación de manera autodidacta a través de bibliotecas públicas. De hecho, su amor por las bibliotecas se tradujo posteriormente en una defensa a ultranza del sistema de bibliotecas americanas.

Se inició joven en la escritura, con especial atención al relato corto, siendo publicado en numerosas revistas literarias. En 1940 publicó su primera antología Dark Carnival, a la que seguirían otras como Crónicas marcianas (1950), obra que se hizo muy popular, sobre todo tras la adaptación que se hizo en los años 80 para la televisión.

Pero fue, sin duda, su obra distópica Farenheit 451 (1953) el detonante de su fama y éxito, gracias a la excelente versión de François Truffaut que se convirtió en todo un clásico cinematográfico. Otras obras de Bradbury que fueron adaptadas fueron El hombre ilustrado (1951), El carnaval de las tinieblas (1962) o El ruido del trueno (1990).

A lo largo de su carrera, Bradbury recibió premios como el Seiun, el Locus, el World Fantasy Award, el Saturn, el Stoker, el Reino de Redonda o el Retro Hugo a la mejor novela de 1953 por Farenheit 451.

No hay comentarios:

Publicar un comentario